San Pedro está ubicado junto al río Paraná. Es famoso por sus ensaimadas, y sus espectaculares barrancas. Ofrece una amplia variedad de actividades turísticas, entre ellas se destacan, la iglesia de Nuestra Señora del Socorro, de estilo italiano en la plaza mayor. Para los amantes del agua, paseos en catamarán y botes a pedal por el rio, el museo y la reserva natural del parque histórico Vuelta de Obligado, donde tuvo lugar la batalla de 1854.

Ademas, el hotel cuenta con servicio de playa privada, ubicada sobre la costanera de la ciudad, a 900 metros del hotel, donde podrá disfrutar las mejores tardes en la dársena artificial con renovación de agua permanente, fondo de arena, sombrillas, barra de tragos en la playa, canchas de beach voley, sector de pesca, entre otras atracciones.